En twitter estuvimos discutiendo los tipos de palacio que conocemos, entre ellos el más importante de todos: El Palacio del Colesterol en Bogotá, o el famoso Palacio de la Pantaleta. Esta idea fue de @siempreconusted. Como co-editora de El Muro de la Infamia (http://murodelainfamia.tumblr.com/) yo traté de ocultar la realidad que vivimos en Nueva York, y que nos señala directamente a los colombianos, pero fracasé. No puedo con esta carga yo sola.

Jackson Heights es un lugar que amo locamente porque puedo ir a comer fríjoles y tomar jugo de maracuyá (en agua, por supuesto), y Jorge mi mesero de confianza me pone los partidos del América a escondidas del dueño del restaurante, que es del DIM.

Pero Jackson Heights también es el lugar donde existe este roto: Palacio del Jean Colombiano Levantacola. Y siempre tiene gente. Y también tiene maniquís (o maniquíes?), que necesitarían usar un brassiere talla 40D (del Demonio). Por qué, por qué, por qué mandar a hacer un maniquí así? Lo dicho, no puedo cargar esta carga sola. Ahora que ustedes, colombianos, saben de la existencia de este roto, la cargarán conmigo POR SIEMPRE. 

Y no, no les voy a decir quién es la modelo de la foto.